mulher

 

DOCUMENTOS
- os arquivos estão zipados, em pasta.
- para fazer download, clique numa das opções abaixo > aguarde abrir uma nova janela > clique no ícone icone d

1) Memória - Década Ecumênica de Solidariedade das Igrejas às Mulheres (1988-1998)

 

Clai: Desafíos de las Iglesias frente a las violencias contra las mujeres y niñas en América Latina y Caribe

El 25 de noviembre es el Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la Mujer, en esta fecha, CREAS junto otras organizaciones del movimiento ecuménico en la región, se suma al llamado para que sean frenadas las acciones que atentan contra la dignidad y los derechos de la mujeres y niñas en todo el mundo y de manera especial en Latinoamérica y el Caribe.

En esta fecha, queremos compartimos algunas reflexiones realizadas sobre los retos de las organizaciones basadas en la Fe frente a la realidad de la justicia de género en la región, a partir de la participación de CREAS en el Simposio Latinoamericano y Caribeño "Lado a Lado”, convocado en el mes de octubre por su socio y aliado Christian Aid. Este fue un espacio del capítulo latinoamericano y caribeño del Movimiento Global de Líderes y Organizaciones de Fe para la Justicia de Genero – SidebySide – que reunió mujeres y hombres de 12 países de la región y que tuvo su primer lanzamiento en Londres en marzo de 2015.

Según el documento de contexto elaborado durante este encuentro, de los 25 países en el mundo con las tasas más altas de feminicidio, más de la mitad son países de América entre ellos El Salvador, Jamaica y Guatemala.

“Como Pastoral de Mujeres y Justicia de Género del Consejo Latinoamericano de Iglesias, nos preocupan problemáticas que son una constante en nuestro continente como son, por ejemplo, el embarazo de adolescentes, la violencia de cualquier tipo contra las mujeres, y dentro de ésta el feminicidio, el empobrecimiento de las mujeres y la trata. En julio pasado, conversando con Luiza Carvalho, Directora Regional de ONU Mujeres, me compartía algunos avances en la región, como por ejemplo el tema de las leyes integrales de violencia que han asumido todos los países del continente.

No obstante, es extremadamente preocupante que aún hay temas por legislar en algunos países de la región, como es la edad mínima para el casamiento, establecida a los 12 años en algunos países.” , expresó la reverenda Cecilia Castillo Nanjarí de la Iglesia Pentecostal, Chile, y Coordinadora de la Pastoral de Mujeres y Justicia de Género del Consejo Latinoamericano de Iglesias-CLAI, para 20 países en América Latina y el Caribe.

Por su parte, Mónica Velásquez, representante de CREAS en el simposio y coordinadora de la Red Ecuménica de Mujeres Constructoras de Paz, GEMPAZ en Colombia, subrayó: “En el país la violencia contra la mujer se encuentra principalmente relacionada con el conflicto armado, aún en el marco del cese bilateral persisten las violencias; el 52% de las víctimas del conflicto armado son mujeres y niñas. En Colombia las cifras de violencia domestica e intrafamiliar, también son altísimas”.

Frente a este panorama, los y las participantes del simposio evaluaron cómo las Organizaciones Basadas en la Fe, pueden potenciar su rol transformador para reducir las injusticias de género en la región y renovaron su compromiso a través de una declaración para seguir trabajando inclusiva e inter religiosamente hacia la justicia de género, en espacios que permitan fortalecer las experiencias relacionadas, compartir sus capacidades, retos, iniciativas, alianzas y recursos. Descarga aquí la declaración.

Otro de los compromisos clave, fue el de trabajar en red para llevar a cabo acciones conjuntas en la promoción de los derechos de las mujeres y la denuncia sobre las omisiones de los gobiernos y las amenazas actuales a sus derechos.

En este sentido, la Reverenda Castillo afirmó: “Hay mucha tarea por hacer. Las iglesias están en deuda con las mujeres y especialmente con las de nuestras iglesias. Sin embargo, cada vez se van sumando más actores en América Latina y el Caribe, potenciando espacios, construyendo redes sororo-fraternales como una forma de aunar esfuerzos y fortalecimiento de lo que hay. Esto nos permite enriquecer miradas y propuestas de justicia de género en el continente y no duplicar esfuerzos, ni hacer trabajos paralelos.”

Por su parte, Mónica Velásquez resaltó: “CREAS a través del trabajo regional, puede aportar a estos compromisos, impulsando las iniciativas de justicias de genero a nivel de incidencia regional. CREAS tiene gran potencial para visibilizar el movimiento y las iniciativas de mujeres empoderadas”.

Para estas mujeres, los aspectos comunes que convocan a los países de la región, la desafían a unirse a las bases de la sociedad y de las políticas públicas para tener una voz profética de denuncia como también de anuncio, sobre la violencia contra las mujeres y de las inequidades que viven.

A manera de conmemoración del 25 de noviembre Día Internacional de la violencia contra la mujer, la Reverenda Cecilia hizo un llamado a las Iglesias a: “Vivir la vida en abundancia, como nos convoca el Evangelio. Hay que dejarse conmover y apasionar por éste para crear espacios distintos a los que ofrecen las iglesias, y de esta manera sean profundamente acogedoras y sororales. Debemos repensar cómo vivimos, anunciamos y practicamos el Evangelio. Es un desafío urgente para las iglesias el eliminar la violencia y las injusticias de género”.

Como creyentes, la equidad, la justicia y la solidaridad son principios de Fe, el Shalom, es la paz integral, la paz en las relaciones con otras y otros, establecer relaciones de justicia. Como OBF tenemos mucho para dar desde esos valores que aportan a crear relaciones más justas entre todos, agregó Mónica Velázquez.

 

MODELO DE CELEBRAÇÃO (usado no dia 29.05.2016)

para SITE conic