Iglesias de Sudán instan a que se ponga fin al conflicto

 
El Consejo de Iglesias de Sudán del Sur ha animado a todas las partes en el conflicto a firmar el “Propuesta de Acuerdo de compromiso para la resolución del conflicto en Sudán del Sur”.
 
El acuerdo propuesto fue presentado por la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD) e insta a que se ponga fin al actual conflicto en el país.
 
En una declaración emitida el 8 de agosto, los líderes cristianos que representan a varias iglesias miembros del Consejo de Iglesias de Sudán del Sur (SSCC) y del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) impulsaban a la adopción de medidas más enérgicas en el país, tras su reunión celebrada durante la última semana del mes de julio en Juba.
 
“Hemos pedido repetidamente que se ponga fin a la lucha de forma inmediata e incondicional. La guerra debe cesar de inmediato. No existe justificación moral alguna para esta guerra sin sentido. Es inaceptable que los sudaneses sigan matándose entre ellos mientras los líderes siguen discutiendo por el poder, las posiciones y los porcentajes”, afirmaban los líderes religiosos sudaneses en su declaración.
 
“Pedimos un alto el fuego inmediato y solicitamos a IGAD PLUS que establezca los mecanismos necesarios para la proteger y mantener la cesación del fuego. Ello otorgará a las partes en el conflicto un entorno propicio para negociar con franqueza, confianza y sinceridad”, añadía la declaración.
 
“Por lo tanto instamos a todas las partes a firmar el Acuerdo y a respetarlo mediante el cumplimiento del alto el fuego”, dijeron los líderes religiosos.
 
El Secretario General del CMI, el Rev. Dr. Olav Tveit ha manifestado su pleno apoyo a la declaración del SSCC. “La demanda del SSCC debe atenderse de inmediato, pues habla en nombre de toda la nación, que está sumida en una grave crisis. Dios ama a cada ciudadano. Es hora de que se detenga esta matanza sin sentido”, dijo.
 
Desde 1970 el CMI ha colaborado con sus iglesias miembros de Sudán y de Sudán del Sur, y con la Conferencia de Iglesias de Toda el África (AACC) para apoyar iniciativas de paz. La 10ª Asamblea del CMI celebrada en Busan, en la República de Corea, en 2013, estableció Sudán del Sur como uno de los países prioritarios en África para el CMI, con vistas a apoyar la labor de consolidación nacional.